No voy a entregarles mi pedacito de tierra aunque me cueste mi vida

Ciego  de Ávila, 18  de  diciembre  2017
Al Primer secretario del Partido Provincial, dirección: Avenida de los Deportes. Municipio Ciego de Ávila.
De: Pedro  Loforte  Méndez, dirección:  Finca La Arboleda, Periferia de San Rafael. Municipio Baraguá.
Asunto: mi Pobreza no me deshonra y no voy a entregarles  mi pedacito de tierra, aunque me cueste mi vida.
Primer secretario:
Hace dos años cuando llegó la industrialización por estas tierras, los campesinos pensamos que todo iba a cambiar y si cambió,  “ muchos  fueron engañados y les quitaron sus  tierras”.  El día  13 de diciembre me visitaron en la finca funcionarios del gobierno local y los jurídicos de la empresa  de Ceballos, quienes me dijeron que por interés económico del estado yo debía donarles mis tierras para ellos extender sus plantaciones de frutales.  No me sentí sorprendido ante la propuesta de dejarme 6 cordeles de tierra dónde se encuentra mi vivienda, pero si me ofendí  y me negué a entregarles lo que mis padres me dejaron.
Luego fui llamado el día 15 a la oficina de tenencia de tierras con una orden de presentar todos los documentos que me declaraban como titular de las mismas. Allí fui amenazado por los administrativos para obligarme hacer la donación, no tuvieron escrúpulos para decirme que mi orgullo solo era muestra de la pobreza que tengo  y que el estado es el único dueño de  todas  las tierras y si las necesita las recoge.
Sí, soy humilde porque desde niño no tuve tiempo para estudiar, tenía que trabajar duro la tierra  para ayudar a mis padres a mantener la casa y las letras con hambre no entran. Soy un hombre honesto que aprendí a defenderme, he dedicado mi vida a sembrar la tierra y no aspiro a más riqueza que la que puedan crear mis manos.  Mis tierras  las heredé de mi padre  y a usted no le vengo a pedir nada material  para mí,  solo que no  molesten más.  Tengo  60 años y aunque vivo en condiciones infrahumanas en un bohío de tablas, techo de guano, piso de tierra construida con  mis propias manos “Mi Pobreza no me deshonra  y no voy a entregarles  mi pedacito de tierra, aunque me cueste mi vida”.
Espero no ser molestado más, Pedro  Loforte  Méndez.
Esta carta fue entregada por el afectado en la oficina de atención a la población del partido comunista provincial.
Por la defensora del pueblo María de los Ángeles López Martín y Yasmani Díaz Romay Coordinador de la Defensoría del Pueblo en Ciego de Ávila y Camagüey.
Por | 2018-01-08T12:53:10+00:00 7 enero, 2018|Categorías: Derechos Humanos, Servicios Públicos, Vivienda|Sin comentarios

Deje su comentario