Mi hermana no murió, la mataron

Agustín López Canino
Gracias, a decir verdad tengo el corazón partido y el alma hecha pedazos, no solo porque murió mi hermana, mi mano derecha desde que nací, sino por la gran mujer que ha muerto, la gran madre, la gran esposa, la gran hija, la gran cristiana, la gran patriota, mucho más valiente que yo, mi valentía ante la de ella era ínfima, tenía miedo como todos pero en estado consciente nunca se lo pude descubrir. Seguiremos, esto tiene que acabar.
Arresto de Agustín López Canino
Necesito un apoyo de todos para sacar del país a las niñas, el hijo menor y el padre, así yo estaré más libre, porque yo moriré aquí dentro Dios mediante.  Gracias a ti y a todos. 
Una de las muchas detenciones a Ada
Mi hermana no murió, la mataron en cada golpe que le dieron en la cabeza y el cuerpo, en cada arresto con las esposas trozándole las manos, en cada acoso, en cada represalia. Mi hermana fue asesinada por esta dictadura que no respeta la condición humana, un verdadero opositor para ellos es un paria, un excluido dentro de la condición humana.
Ada López Canino y su hermano Agustín
En uno de los momentos que tuvo lucidez en la cama pude entenderle su preocupación por la justa repartición de la ayuda enviada por La Nueva República* y que no dejáramos de imprimirla y repartirla, yo le dije no te preocupes de eso ahora y casi la regañe, ella hizo un gesto desaprobando mi comentario. 
Disculpen nuestro silencio, me dediqué a ella todo el tiempo, pensé que así le protegía la vida, seguiremos el trabajo.  Gracias, Agustín
La Nueva República es el semanario del CID en Cuba
Regresar al blog CubaCID 

Regresar a página central CubaCid.org
Por | 2018-01-08T14:21:03+00:00 16 diciembre, 2017|Categorías: CID, Corrupción y robos, Seguridad, Varios|Etiquetas: , , |Sin comentarios

Deje su comentario