Recibo un salario mensual de 315 pesos (US $12.60) y este techo en cualquier momento se nos viene encima.

Gisela Rodríguez Belén
Trinidad 13 de noviembre del 2017, año 58 de la Revolución
Dirigido a Vivienda Municipal, municipio Trinidad.
Mi nombre es Gisela Rodríguez Belén, vivo en la calle A entre Segunda y Campo en el reparto la Pitilla, municipio Trinidad.  Soy la Presidenta del Comité Zonal de este CDR (Comité de Defensa de la Revolución) y trabajo como auxiliar de cocina en la escuela  primaria José Mendoza García. Recibo un salario mensual de 315 pesos (US $12.60)  que no me alcanzan para dar solución a mis problemas, motivos por los cuales por este medio estoy pidiendo ayuda para la reparación de mi casa la cual se encuentra en muy malas condiciones ya que ha sido afectada por los últimos huracanes. 
 Gisela y Rodrigo
Mi esposo Lorenzo tiene 64 años de edad, estudió electricista automotriz y también ha realizado diferentes trabajos durante toda su vida como carpintero encofrador y también en la electrónica.  El último empleo que tuvo fue de jardinero en la escuela primaria José Mendoza García; trabajando allí en dos ocasiones sufrió  isquemias transitorias y luego le dio una trombosis cerebral. Fue ingresado de urgencia y estuvo en una silla de rueda por más de seis meses sin poder hablar.  Una comisión técnica dictaminó que no podía volver a trabajar porque sería fatal para su vida.  Le asignaron una chequera –pensión- mensual de 147 pesos (US$5.88) por bienestar social, pero luego se la retiraron porque yo trabajo y recibo un salario.  Además, Mercedes, la directora de los trabajadores sociales nos dijo que como mi esposo arregla algunos equipos de audio aquí en la casa, no le pueden seguir pagando esa chequera.
Capas para protegerse de las goteras del techo
Hemos pedido ayuda porque nuestra casa está en muy malas condiciones. Cada vez que llueve se mojan las camas, la ropa, el televisor, todo se nos moja y tenemos que usar capas  para evadir las goteras. Este techo en cualquier momento se nos viene encima. Los vecinos han sido amables con nosotros y nos han ayudado a remendar un poco la casa.  Ahora cuando pasó el huracán Irma que nos levantó el techo completo y nos afectó el tendido eléctrico, el vecino de al lado nos ha ayudado un poco a remediar el techo, pero es mucha la humedad y con estas lluvias es mucho lo que se nos moja acá dentro. Hemos ido más de dos veces a la dirección municipal de vivienda y allí nos atendió la recepcionista y nos ha dicho que “el director de esa entidad no se encontraba ahí”.  Nuestro caso lo conoce todo el barrio y hasta funcionarios del estado, porque vienen a mi casa hacer averiguaciones de distintos vecinos porque soy la presidenta del núcleo zonal del CDR y se hace visible nuestra condición, pero acá no ha venido nadie a atender nuestro caso y parece que a nadie le interesa.
Techo de la vivienda
Fuimos a la UMIV (Unidad Ministerial Inversionista de la Vivienda) y no logramos nada. También hemos ido al gobierno municipal o Poder Popular y allí nos atendió la funcionaría nombrada Conchita, pero aún a estas alturas no nos han resuelto nuestro problema. Yo personalmente fui a ver la funcionaria  Conchita del poder popular y me dijo que nuestro problema tiene solución en Trinidad, ya que nosotros queríamos ir a reclamar a la Habana porque la delegada de mi zona Julita me ha dicho que reclame a la Habana, pero cuando fui a ver a Conchita por segunda vez me dijo que nuestro problema se le va a dar solución aquí en el municipio pero ahí que esperar pero pasan los días los meses y los años y seguimos en la misma situación.
Espero este en sus manos ayudarnos a resolver nuestra situación, ya que el gobierno cubano ha dicho en varias ocasiones que no dejaran desamparado a ningún cubano.
Por la Defensoría del Pueblo: Orelvis Pérez López y René Miranda Lozano, Delegado del CID, municipio Trinidad.
Regresar al blog CubaCID 

 Regresar a página central CubaCid.org

Deje su comentario