Impunes ante el dolor del Pueblo

Artemisa 11 de enero de 2018

Solo en lo que va de año el Hospital Docente General, Comandante Ciro Redondo García del Municipio Artemisa ya registra un saldo de dos niños fallecidos.

La negligencia del personal que tiene ante sí la responsabilidad de las madres embarazadas en dicha instalación, ha sido la principal causa de los fallecimientos de estos niños, pues la demora a la hora de realizarles el parto ha contribuido al infeliz desenlace.

Las circunstancias dolorosas por las que están atravesando los familiares de los bebés fallecidos impidieron que un equipo de la Defensoría del Pueblo de este municipio lograse hablar con los mismos, hecho éste que obligó a los miembros de la defensoría a buscar información por otras vías.

Según algunos testigos presenciales, el día que ocurrieron estas muertes, la causa fundamental de que se produjesen, fue la negativa de los médicos de realizarles una intervención quirúrgica a las embarazadas, obligándolas a dar a luz por ellas mismas a pesar de no estar en condiciones físicas para ellos.

Una de las dos embarazadas de 22 años de edad, permaneció pronosticada de parto durante doce horas con todos los síntomas visibles, sin embargo el personal médico le exigió que diera a luz por ella misma lo que no fue posible y el bebé se le ahogó antes de nacer.

Hay que resaltar que la referida instalación hospitalaria, cuenta con precedentes relacionados con los fallecimientos de madres y niños a la hora del alumbramiento.

En noviembre de 2014 en tan solo un mes, cinco niños fallecieron por causas diversas, dos por demora de los médicos quienes se reusaron a realizar una intervención quirúrgica a tiempo y tres que adquirieron una bacteria en el salón de parto, en esta ocasión falleció una joven madre, residente en el vecino municipio de Alquizar, quien también contrajo la bacteria.

Todos estos hechos fueron denunciados en su momento por el Municipio de Oposición y la Defensoría del Pueblo por lo que no existe razón alguna para que algo tan sensible, continúe repitiéndose en una instalación hospitalaria, que además está enclavada en la ciudad capital de la provincia.

La Defensoría del Pueblo, presentará demanda ante las autoridades de salud y ante los representantes del Programa de Atención Materno Infantil –PAMI — de la provincia de Artemisa para que este tipo de hechos no queden impunes ante el dolor del pueblo. Por: Carlos Suárez, Maikenis Díaz, Rodolfo Vigoa y Esperanza Castro, Defensoría del Pueblo y Mileisis Vigoa, Delegada del CID en Artemisa.

Por | 2018-01-16T21:36:29+00:00 16 enero, 2018|Categorías: CID, Derechos Humanos, Sanidad, Solidaridad, Trabajo|Sin comentarios

Deje su comentario