Murió sin asistencia médica, acompañado de las moscas que se alimentaban de su rostro putrefacto

Medicos cubanos en Venezuela
Médicos cubanos en Venezuela

Artemisa 4 de julio de 2016. Alberto Manzano Boza era vecino de la finca El Paraíso, ubicada a unos cinco kilómetros de Artemisa en una zona de difícil acceso. El pasado día 30 de junio falleció a los 57 años de edad a causa de un cáncer en la cara que lo mantuvo por mucho tiempo en cama y sin ningún tipo de atención médica.

Algunos vecinos de Alberto cuentan como en reiteradas ocasiones se gestionó para que fuese atendido por el médico de la familia, que entre sus obligaciones tiene la de visitar a las personas que padecen alguna enfermedad y no se pueden valer por sí mismos, en el caso de Alberto era mucho más crítica su situación pues padecía de trastorno siquiátrico.

“Nunca vino un médico a visitarlo”, dijo Luis, vecino de Alberto y persona muy allegada al mismo, incluso fue llevado por un primo al sanatorio de Rincón pues tenía todo su rostro en estado de putrefacción producto del cáncer que padecía y le negaron la asistencia, alegando que eso era problema del hospital Oncológico.

Su primo no pudo hacer mucho más por él debido a serios problemas económicos y cuentan algunos vecinos que la única compañía que nunca le faltó a Alberto fue la de miles de moscas que pululan diariamente por la zona y que se alimentaban del tejido putrefacto presente en su rostro, estas moscas son el resultado de la mala higiene de la Granja Avícola denominada Venezuela Libre ubicada frente a su vivienda.

El gobierno cubano a través de sus medios de información realiza una gran campaña a favor de la labor solidaria y a veces titánica de las diferentes misiones de la salud que se encuentran en diversos países de la región como son el caso de Haití, Venezuela y en no pocos países del continente africano por solo mencionar algunos ejemplos. Esto lo hace en su afán de sobredimensionar la labor de estas personas buscando una repercusión que favorezca la influencia de Cuba a través de la política exterior que lleva a cabo, sin embargo en Cuba casos como los de Alberto hay muchísimos sin que las autoridades de salud se manifiesten con la misma solidaridad con que dicen trabajar en tierras extranjeras.

La Defensoría del Pueblo hace pública la falta de ética y de principios de la dirección de Salud pública del Municipio de Artemisa y responsabiliza a sus principales dirigentes por la muerte de Alberto Manzano Boza, quien no recibió en ningún momento la atención que se espera del sistema de salud cubano y que es un deber ineludible de esa institución para con todos los ciudadanos de este país.

Por: Mileisis Vigoa, Delgada del CID, Amarilis Batista y Esperanza Castro, Defensores del Pueblo en Artemisa.

 

DEFENSORIA CUBA 

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

 

Por | 2018-01-08T12:58:12+00:00 5 julio, 2016|Categorías: Sanidad, Servicios Públicos, Solidaridad|Sin comentarios

Deje su comentario